Familia

Heredando la corona

“Mas la misericordia de Jehová es desde la eternidad y hasta la eternidad sobre los que le temen, y su justicia sobre los hijos de sus hijos; sobre los que guardan su pacto, y los que se acuerdan de sus mandamientos para ponerlos por obra.” Salmos 103:17-18

La bendición de Dios es un regalo que resulta de la obediencia a sus mandamientos. Una y otra vez, el Señor encargó a los padres de las familias israelitas transmitir esos preceptos.  Todo mandamiento divino, tiene el objetivo de proteger la integridad de sus hijos; por consecuencia, la bendición de la integridad trasciende a la familia.

Aunque los hijos no pagan los pecados de sus padres, podrían estar viviendo las consecuencias de decisiones incorrectas. Una mala decisión hoy, puede repercutir en tus hijos y en los hijos de tus hijos.

David adoraba a Dios agradecido por el perdón y los favores recibidos, tenía una cuenta larga que saldar y una descendencia que seguiría sus pasos. El salmista comprendió que el Señor es Padre amoroso y misericordioso, sin embargo, no olvidó que Él hace justicia a sus generaciones. Es por eso que nos invita a honrar a nuestro Dios, cumplir sus preceptos y hacer su voluntad.

Dios quiere coronar tu vida de favores, perdonarte, sanar tus dolencias, y rejuvenecer tus fuerzas. Comienza hoy a tomar decisiones que agradan al Señor. Antes de actuar, presta atención a su palabra y comprueba si estás honrando a Dios con lo que haces y lo que dices.  Si necesitas pedir perdón a Dios, clámale. ¡Él es grande en misericordia!

Bendice a Jehová y bendiga todo tu ser su santo nombre. Serás testigo de la corona de favores que Dios pondrá sobre ti, y tus descendientes.

Read more

¡Será vergüenza para su madre!

¡E hizo lo malo porque no dispuso su corazón para buscar a Jehová! 2 DE CRONICAS 12:14

Me gustaría empezar con un poco de la historia de la vida de Roboam, hijo de Salomón, y heredero al trono de Judá.  Las escrituras dicen que era joven y pusilánime.

Un pusilánime es alguien falto de ánimo y valor para soportar las desgracias o hacer frente a las dificultades, algunos sinónimos son: miedoso, cobarde, medroso, vergonzoso.

Roboam era un joven malcriado y muy consentido y es un ejemplo de que los malos estilos de crianza que como padres implementamos en nuestro hogar, no le permite  a nuestros hijos desarrollar herramientas que les sean de ayuda para enfrentar la demanda de la vida y tomar las mejores decisiones. Veamos tres puntos que desarrollan los hijos malcriados:

1.- Problemas de conducta:

Está comprobado que la falta de reglas, límites y consecuencias en los hogares genera hijos con grandes dificultades para asumir responsabilidades, respetar límites o demostrar respeto por los demás.

2.- Problemas emocionales:

Querida lectora esta es un área muy importante pero delicada a la vez, la carencia de disciplina o una disciplina rígida o severa genera en los hijos inseguridad, miedo, frustración, baja autoestima, pobre control de impulsos, ansiedad, dificultad para resolver problemas y para tomar decisiones sanas.

3.- Problemas espirituales:

Cuando nuestros hijos no están capacitados emocionalmente no pueden cumplir con el propósito que Dios tiene para ellos; su corazón no está preparado para ser usado por Dios, por eso Roboam perdió todo lo que había anhelado y lo que había logrado.

Tal vez has visto a tu hijo humillado ante Dios pero luego lo observas derrotado y te preguntas ¿Qué sucede con él? La Pusilanimidad de Roboam no le permitió entregarse con un corazón realmente dispuesto a Dios sólo lo hizo mientras conseguía lo que quería y después se alejó. Como consecuencia trajo juicio sobre él.

Esta historia nos debe de llevar a reflexionar sobre nuestro sistema familiar ¿estamos educando en disciplina y amor? O ¿estamos criando hijos como Roboam fijados en su apariencia y faltos de interés que traerán vergüenza a nuestro corazón?

 

Read more

Edificando familias sanas

Que el Señor haga que la mujer que va a formar parte de tu hogar sea como Raquel y Lea, quienes juntas edificaron el pueblo de Israel. ¡Que seas hombre ilustre en Efrata y que adquieras renombre en Belén! Que por medio de esta joven el Señor te conceda una descendencia tal que tu familia sea como Fares, el hijo que Tamar le dió a Judá (Ruth 4:11-12).

Cuando Booz iba redimir a Ruth tomándola por mujer, los ancianos del pueblo sabían de la importancia que tiene el papel de la mujer tanto en la vida del esposo (que seas hombre ilustre en la ciudad) como en la de sus hijos. (Tu descendencia sea como la de Fares). (De la genealogía de Fares nació Jesús). Debido a esto, el buen deseo para el contrayente era que su esposa (Ruth) estuviera a la altura de las mujeres que edificaron el pueblo, y que su esposa participara en la crianza de sus hijos de tal modo que su descendencia prevaleciera.

Querida lectora, quiero hablarte como mujer a la cual Dios ya bendijo con un esposo e hijos, ¡date cuenta que te ha concedido tu propia familia! Y que eres responsable del destino de esta.

En el antiguo testamento vemos a mujeres sabias que formaron familias de éxito. Hoy en día, nosotras las mujeres, seguimos jugando un papel importante en la formación de familias sanas. ¿Qué tipo de familia estamos formando?, ¿estaremos haciendo bien la tarea de edificar a nuestra propia familia?,  ¿cómo se edifica una familia?

“Si Dios no edificare la casa, en vano trabajan los que la edifican” (Salmos 127:1). La Biblia nos enseña que Dios debe ocupar el lugar principal en nuestro hogar, como esposas y madres debemos pugnar porque la presencia del Señor siempre esté en nuestro hogar. Tomar  la mano de nuestro esposo para clamar y adorar,  enseñarle a nuestros hijos a caminar con Dios, memoricemos juntos textos bíblicos, implantemos altares familiares, vivamos los principios y valores bíblicos, etc. Realicemos toda clase de acciones que edifiquen y fortalezcan lazos familiares.

 

Read more

La Mujer Cristiana en el Hogar Parte II

La Mujer y su  relación con el esposo

La prioridad de la mujer después del Señor es su esposo y no sus hijos.  Dios ha hecho del matrimonio la relación que más une.  “Por tanto dejará el hombre a su padre y a su  madre y se unirá a su mujer, y serán una sola carne” (Génesis 2:24).   La mujer fue creada “para ser ayuda idónea para el” (Génesis 2:18).

LA Biblia deja claro que ese propósito divino en la creación de la mujer en ninguna manera la hace a ella un ser inferior.  La mujer cristiana debe ser una ayuda a su esposo física, emocional y espiritualmente.  Ella es el complemento del hombre.  Debe ser su animo y la que le conforta.  ¡Cuidado!, porque la mujer puede hacer y deshacer al hombre: “La mujer virtuosa es corona de su  marido; mas la mala, como carcoma en sus huesos” (Proverbios 12:4).

Read more

La Mujer Cristiana en el Hogar Parte 1

Muchos hogares cristianos hoy en día, no están funcionando como Dios lo diseño. Hay muchas desavenencias, no tienen una estructura firme. Muchos de ellos parecen mas bien pensiones. Las relaciones de pareja son muy inestables, los divorcios están a la orden del día y los que mas sufren por esta causa son los hijos.

 

Vivimos una vida moderna demasiado agitada, con prisas, stress, compromisos de todo tipo, etc., a veces no nos alcanzan las 24 horas del día, hay mil cosas por hacer siempre, pero debemos sacar tiempo para lo mas importante, para que el motor de tu hogar siga funcionando y para que el día lo empieces poniendo delante del Señor y poniendo tu vida y tu corazón en sus manos, aunque para ellos tengas que levantarte más temprano. No hay que ser negligentes en nuestra devoción a Dios…

 

Read more